Lagunas de Zempoala, Mexico

Lagunas de Zempoala, Mexico

sábado, 27 de febrero de 2016

7 Claves para subir tu Montaña

Encontré este artículo en Jesúspina.com que quiero compartirles, porque es una enseñanza de vida

7 Claves para subir tu Montaña

Pasé un fin de semana con mi hija en Tepoztlán, Morelos, y obviamente no pudimos escapar a la seducción de la montaña sagrada que todos llaman el Tepozteco. Así que el sábado -después del desayuno- comenzamos a escalar. Yo iba un poco temeroso, pues mi hija tiene  una molestia en las rodillas llamada subluxación rotuliana. ¡Total! Ella me lo pidió y yo que soy su papá decidí aceptar el reto. Y así, entre paisajes verdes, esfuerzo físico, rico sudor, un tibio sol, arroyitos y tlacuaches, surgieron estas 7 claves para subir una montaña… la montaña de tu vida:

1. Pide permiso para estar.

En uno de los recesos, Maya me preguntó: -¿por qué no te ves cansado papá?
Yo le dije el primer secreto para subir una montaña: Siempre pide permiso a los guardianes de un lugar; si lo haces, ellos mismos te ayudarán.  Recuerda la palabra mágica: POR FAVOR. ¡Suena tan obvio y a tanta gente se le olvida pedir por favor!
Cada día cuando te levantes, pídele permiso a lo más sagrado que tienes para comenzar un nuevo ciclo y gozar de un nuevo día lleno de bendiciones.

2. Danza con la tierra

Siente el piso bajo tus pies.. danza con la tierra. Si ella te pide pisar fuerte, avanzar más rápido, disminuir el paso, caminar suavecito o detenerte; hazle caso. Ella es tu guía, ella es tu Madre.
Date cuenta que así es la vida, te empuja, te jala, te mueve a cambiar o te invita a detenerte. Una de nuestras grandes torpezas es no escucharla. ¿Lección? Escucha las señales que inundan tu rutina diaria.

3. Respira profundo, inhala y exhala.

Respirar profundo, llenar tus pulmones, recargarte del aliento vital… Wow!!! Eso hicimos mi hija y yo cuando subíamos la montaña. Sin embargo, observa algo especial en todo esto: Inhalar también representa tu deseo de recibir los regalos de la vida y el exhalar representa tu voluntad de dar, compartir y ser generoso, pues como bien me lo enseñaron: Al dar, recibes; y al recibir, das.

4. Si te esfuerzas, la vida te da regalos.

Estamos ante una de las claves más difíciles sobretodo cuando tu hija te pregunta: “¿Falta mucho para llegar papá ?” Y no sólo ella, hubo personas que nos cuestionaban lo mismo. Yo les decía: “Pues a tu paso te restan veinte minutos”, “y al tuyo, aún te quedan otros diez”.
Cada quien tiene su paso, tú posees tu propio ritmo. Fue cuando le recordé a mi hija: “Si te esfuerzas, la vida te da regalos”, y al final cuesta arriba, verás que el paisaje es fascinante… ¡Bellísimo paisaje de luna llena en un día nublado el que nos tocó contemplar!
Ya estando abajo en la posada donde nos hospedamos, le contraté un delicioso masaje de pies y manos, junto con una tarde de alberca y muchas piñas coladas.

5. Disfruta el paisaje.

De pronto nos rebasaban personas que iban a toda prisa hacia la cima, como si fuera una carrera contra el tiempo, ¿pero cuál tiempo? Se estaban perdiendo de la fascinante experiencia de disfrutar los paisajes.
Parte del éxito en la vida está en el disfrute del camino, no sólo en el llegar a la meta. ¿Disfrutas tú el paisaje de cada uno de tus días? ¿Hoy lo conseguiste?

6. Pies y manos son tu apoyo.

Cuando mi hija andaba por los cuatro años, le gustaba trepar en los juegos de los parques y ahí le enseñé que pies y manos son su apoyo. El pie derecho simboliza a papá, el pie izquierdo a mamá; la mano derecha su capacidad de dar y la mano izquierda su capacidad de tomar.
En la montaña de tu vida utiliza todos tus recursos, pies, padres, ancestros, amigos, todo lo que hay en ti para ascender. Si la vida te los regaló, ¡pues aprovéchalos!

7. Platica con alguien mientras caminas.

¡Esta es una de las claves más bonitas de vivir! No estás solo, hay más gente contigo en este camino. Platica, déjate acompañar, pide ayuda, echa porras, comparte el agua, el alimento y la experiencia personal. Bien dice el refrán: Arrieros somos y en el camino andamos.

En el ascenso al Tepozteco, muchas historias nos contamos Maya y yo, como padre e hija, como viajeros del mundo, como ciudadanos del infinito. Hoy estás leyendo uno de los instantes de enseñanza que la montaña nos reveló. Cuando puedas, tú también sube una montaña… ¡el paisaje es fascinante!
 

El Efecto Espejo en las Relaciones

EL EFECTO ESPEJO EN LAS RELACIONES
Danayde Abreu

Muchas veces hemos escuchado: las personas son espejos nuestros, o todos somos espejos de los demás, debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas: todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo... Las relaciones que tenemos con las demás personas, son una valiosa herramienta de evolución espiritual, cuya finalidad última es la unidad en la Consciencia. Como dicen los Maestros: Todos somos parte de la misma Consciencia Universal, y esto tiene repercusión en nuestra vida diaria, cotidiana.

Nuestra vida es de relación. A diario estamos relacionándonos con otras personas, hijos, padres, parejas, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc.

Tanto las personas que amamos, que nos caen bien, como las personas a quienes rechazamos, o que no nos caen tan bien, son espejos nuestros. Nos atraen quienes tienen cualidades similares a las nuestras, y al estar en su compañía, sentimos que podemos actualizar, expresar esas cualidades. Más difícil es aceptar, que cuando algo nos molesta mucho en otra persona, se trata de partes nuestras que están en "la sombra", partes inconscientes que rechazamos, que negamos de nosotros mismos, porque no se ajustan al modelo social, a lo que creemos ser, o al ideal que tenemos; si no tuviéramos problema en aceptar esas características, no nos molestarían.

Observa las personas que te atraen, con quienes te sientes cómodo, ¿qué te gusta de ellas?, es su inteligencia, su generosidad, su paciencia, su belleza, su gracia, su poder, su sabiduría, etc., y toma consciencia que esa cualidad, en un grado u otro, también está en ti, más, o menos desarrollada, o a desarrollar, pero está en ti, de lo contrario, no podrías verla, reconocerla en la otra persona. Ahora, observa a las personas a quienes rechazas, ¿qué es lo que más te molesta?, es su agresividad, su impaciencia, su egoísmo, su cobardía, etc., mira en tu interior esas partes negadas, mira sinceramente, en alguna medida están en ti, y es porque todo en el universo es la coexistencia de valores opuestos (en el mundo fenoménico, del ego).

Para mostrarte valiente, tienes que haber reprimido a tu parte cobarde, para ser generoso, habrás reprimido al mezquino, si eres muy virtuoso, también tienes la capacidad para actuar con maldad, etc., esto no quiere decir que lo hagas, lo que digo es que si esta manera de ser del otro te molesta mucho, es porque tienes un problema interno con ese aspecto, quizá no llegarás a expresar agresión, o lo que sea, porque lo reprimes, pero no quiere decir que no esté en tu interior en un grado u otro, el tema es que cuando uno reconoce sus partes luminosas y sus zonas más sombrías, ya no le afecta que la otra persona sea de tal o cual manera; el problema surge cuando nos molesta la actitud del otro, y ahí es donde tenemos que mirar en nuestro interior, que está pasando con esa actitud. No significa que tengamos que soportar actitudes agresivas o desagradables de la otra persona....
Llevamos al mundo en nuestro interior, y vernos en las relaciones como en un espejo, pueden ser una gran herramienta de crecimiento personal, de autodescubrimiento e integración de la personalidad, cuanto más integrada la personalidad, menos nos afectan las actitudes de los demás... Esto no significa que no veamos la crueldad en alguien, la mala voluntad, la agresión, y otros aspectos "negativos", pero cuanto más integrados estemos, menos nos afectarán, podremos aceptarlos como son, aunque no aprobemos su conducta, entenderemos que son aspectos menos desarrollados, que todo es un camino evolutivo hacia la integración de los opuestos. Nos pasamos gran parte de nuestra vida perdiendo grandes cantidades de energía, negando ese lado oscuro nuestro, reprimiéndolo para que no salga, y luego terminamos proyectando esas características en nuestro exterior, en quienes nos rodean, claro todo esto de manera inconsciente, porque funcionamos condicionados con un modelo, una manera de ser.....

Cuando te encuentres con una persona que no te agrada, cuando veas aspectos en tu pareja, en tus hijos, en tus jefes, padres, hermanos, etc., que te irritan, que te molestan mucho, tómalo como una oportunidad de aceptar los opuestos en ti, una oportunidad de descubrir un nuevo aspecto en ti. Sólo puedes trabajar en tu interior, no puedes cambiar al otro, cuando cambies tu interior, la interpretación que le das a lo que sucede, el otro cambia, o la situación cambia.

Cuanto más aceptes tanto la luz como la oscuridad en ti, más claro estarás, más sanas y más equilibradas serán tus relaciones, porque podrás aceptar el lado oscuro en los demás. Vernos en el espejo del otro, es ver nuestro ser completo, pero para ello, necesitamos aceptar todos los aspectos en nosotros, necesitamos reconocer que, el tener aspectos negativos no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene solo aspectos positivos, hablando en el nivel del ego; luego en Esencia, en nuestro nivel profundo, en el Centro, somos un potencial de energía, inteligencia y amor, cualidades todas positivas, allí no hay dualidad, sino unidad.

jueves, 18 de febrero de 2016

El Camino no está en el Cielo, está en el Corazón......Buda

Tomado de mejores mensajes, blogspot.

Los Ocho Pilares del Bienestar


Imagen tomada de Somos Armonía.com

Regresando a las lecturas amorosas, quiero compartir algo del libro de Kathy Freston, Bienestar Cuántico. Es un libro maravilloso que nos pasea por las conductas habituales que tenemos y que no nos gustan o nos gustaría mejorar.

El Bienestar no necesariamente aplica a una situación o condición física, sino un perfecto equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.  Y cuando hablamos de Bienestar Cuántico, estamos hablando de la sensación de plenitud en la vida, en funcionar a toda máquina independientemente de la edad, en superar constantemente nuestros propios límites y descubrir nuevas cosas,  es sentirse lleno de vida, energía y creatividad, es sentir que vuelas, experimentando paz en el corazón, es sentirse vivo y conectado a lo que nos rodea.

Sin duda, es un estado óptimo emocional que trasciende a lo físico aunque en lo físico exista alguna limitación no controlable. ¿Quién no quiere sentirse de ese modo? A veces alcanzamos un estado de felicidad rayano con la euforia, pero es pasajero. El verdadero bienestar, se mantiene en  el tiempo convirtiéndose en una forma de vida.

Es por ello que en este espacio queremos desarrollar algunos tips que nos lleven a tomar conciencia de cómo llegar a ese bienestar que todo ser humano anhela y que requiere acciones y conección con el mundo que nos rodea.

La palabra cuántico tiene muchas acepciones, entre ellas, dar un repentino salto al pasar de un estado a otro. Kathy Freston la define como las cosas diminutas en las que ponemos energía cada día. Esas pequeñas intervenciones consecuencia de la auto observación que nos mantienen en un lugar estable. Cuando mas atención le ponemos a nuestro bienestar atendiendo esas pequeñas observaciones, empezamos a reorientar nuestros pasos, a comer mas conscientemente, a resolver nuestros conflictos, seleccionando las huellas que queremos dejar en el mundo, creciendo, etc. Mientras mas atención le ponemos y más pequeños cambios vamos desarrollando, generamos un impulso que nos obliga a poner mas atención y genera  más cambios, que se van instaurando en nuestra vida generando a la larga o a la corta,  el salto cuántico, que representa  un gran progreso en nuestro interior y exterior.

No se alcanza el bienestar a grandes pasos o con solo tomar algunas decisiones. Es un proceso intangible que genera cambios tangibles, y se da poco a poco, con pequeños pasos que  van configurando una nueva vida y al final generan la energía que te catapulta y te permite tener una nueva experiencia de tí mismo.

Empezaremos por mencionar Los Ocho Pilares del Bienestar y en entradas posteriores, comentaremos brevemente los mismos.

  1. Meditación
  2. Visualización
  3. Actividades Divertidas
  4. Alimentación Consciente
  5. Ejercicio Físico
  6. Trabajo Interior
  7. Práctica Espiritual
  8. Servicio.
No se trata de dar todos los pasos al mismo tiempo, recuerden que el salto cuántico se da como consecuencia de pequeños pasos. Quizás ya practiques algunos de los pasos, con lo que tienes trabajo adelantado, pero si no, puedes empezar por alguno de ellos, el que más se te facilite, e ir incorporando poco a poco los otros.  En las siguientes entradas te daremos unos tips para ello.

Abrazos en luz