Lagunas de Zempoala, Mexico

Lagunas de Zempoala, Mexico

viernes, 4 de marzo de 2016

La Comunicación Consciente



Relacionarnos con otras personas forma parte de vivir más saludable. Somos criaturas sociales que crecemos en la sociedad. Conectarnos con otros nos permite intercambiar experiencias, conocimientos, emociones,  aprendizajes, etc. se dice que cada amigo o conocido representa un mundo que nace en el momento que se cruzan los caminos.  La interacción con nuestros semejantes es una necesidad. Recordemos por un momento las emociones que se desarrollan  cuando nos reunimos con alguien a quien apreciamos. Recordemos también los aprendizajes que nos han dejado  relaciones o reuniones que quizás no fueron tan agradables. Se dice por ejemplo, que un enfermo que se aísla, tiene menos probabilidades de sanar que otro que se comunica.

Sin embargo, cuántas veces nos hemos comunicado desde la rabia, dolor, malestar,  envidia, soberbia, etc?? Que sabor nos ha dejado ese tipo de comunicación y que reacción ha despertado en el interlocutor?. Ese tipo de comunicación lejos de ayudarnos, nos perjudica pues  no está alineada con el amor.

La Comunicación Consciente significa darnos cuenta, percatarnos de lo que decimos, cómo lo hacemos y en qué momento. Cuando la comunicación no se hace desde este sitio, aunque no haya intención del hablante, el interlocutor puede recibir  el mensaje de forma distinta  a la intención con que fue formulado.
En la comunicación interviene toda nuestra esencia y presencia. Viene expresada con gestos, ademanes, tono de voz, postura, asertividad y sobre todo intención. Al comunicarnos generamos reacciones favorables o desfavorables, herimos o alegramos, ayudamos o destruimos, levantamos o pisoteamos.  A veces solamente una expresión o actitud corporal habla por sí misma y transmite algo que ni siquiera lo tenemos consciente. Porque en la comunicación no solo se refleja la reacción que produce en el interlocutor, sino  que transmitimos lo que estamos sintiendo  de nosotros mismos, como victimismo, seguridad, manipulación, amor, respeto, culpa,  tristeza, paciencia, impaciencia, etc.
A veces usamos el medio equivocado para  expresarnos. Por ejemplo si deseamos percibirnos como personas seguras, nos mostramos arrogantes; si queremos ser amados, nos mostramos manipuladores; si buscamos una pareja, nos vestimos en  forma provocativa. Entonces el mensaje que es recibido es totalmente distinto a lo que estamos buscando.

Sin embargo, en esta entrada nos queremos  dirigir especialmente a  nuestra expresión verbal, más que a la corporal. Cuando nos expresamos provocamos reacciones en los demás, movemos hilos sutiles y de allí lo importante de prestar atención a lo que estamos transmitiendo y manifestando.
Comunicarse desde el amor, aún para decir cosas difíciles, es la única herramienta para mantenernos centrados y afectar positivamente al otro.

La comunicación consciente no es algo que nace con nosotros, es algo que se desarrolla,  que se aprende. El bienestar emocional depende de tu capacidad de comunicar lo que deseas en la vida, de expresar tus necesidades pero desde el amor.

La tradición budista establece una forma de comunicación consciente basada en cuatro preguntas  que puedes hacerte antes de hablar:  “¿Lo que voy a decir es amable? ¿Es cierto? ¿Es necesario? ¿Es mejor que el silencio?” Si tu respuesta a las cuatro preguntas es  afirmativa,  tus palabras serán auténticas y  amorosas.



"Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de pronunciar, pero su eco es en verdad infinito"
Madre Teresa

martes, 1 de marzo de 2016

¿Que es ser hermoso?


Ser Hermoso significa ser tú mismo. No necesitas que los demás te acepten. Necesitas aceptarte a tí mismo.
Thich Nhat Hanh